La obra que se lleva a cabo en el Rio Monclova, cumplió perfectamente su función de reducir la embravecida corriente de agua formada por la intensa lluvia, que produjo una fuerte corriente en poco tiempo, esa es precisamente la función de los gaviones, minimizar la velocidad del agua y dispersar la presión, informó el director de Obras Públicas Municipales, Blas López.

Indicó que es natural que durante la presencia de grandes presiones de agua exista el riesgo de que alguno de estos gaviones pueda vencerse como ocurrió con el número 4 que está formado de maya y piedras, la reparación de este gavión que fue reforzado, quedó listo este miércoles por la tarde

Antes de que el gavión se venciera, ya había reducido la fuerza que traía la corriente de agua, recordó que tiempo atrás antes de hacer esta obra en el río Monclova, lluvias con menor intensidad causaban mayores estragos, por la enorme presencia de carrizo lo que hacía que el agua se desbordará con mayor fuerza.

Concluyó al decir que la obra está bien planeada y los resultados se pudieron ver porque al poco tiempo de concluir la lluvia, la enorme cantidad de agua, circulaba tranquila por el lecho del río, siguiendo su curso natural.

Deja un comentario

Comentario

Joel Barrera
Reportero de corazón, Productor de Medios Digitales, ha trabajado en medios como con El Tiempo, Zócalo, La Voz, Guardián, Vanguardia, El Siglo de Torreón. Y publicado con agencias como Reforma, EFE, Reuters y Xinhua. Actualmente radica en Monclova y es Fundador de Editorial Coahuila Digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *